¿También los ves? Se llaman miodesopsias y descubre si deberías preocuparte o no

¿Has notado puntos oscuros flotando en tu campo visual? Podrías estar experimentando miodesopsias, un fenómeno común en el que pequeños trozos de tejido se desprenden del líquido vítreo en el ojo.

Aunque en la mayoría de los casos no representan una amenaza para la salud ocular, en algunos casos pueden ser un indicador de un problema médico grave que requiere tratamiento.

En este artículo, exploramos las diferentes formas de miodesopsias, las posibles causas y tratamientos, y la importancia de consultar a un oftalmólogo si experimentas este fenómeno.

¿Qué son las miodesopsias? Todo lo que necesitas saber

Las miodesopsias son puntos oscuros que aparecen en el campo visual, como si estuvieran flotando en el ojo, estos puntos pueden tener diferentes formas, tamaños y colores, y pueden aparecer y desaparecer en cualquier momento. Aunque las miodesopsias pueden ser molestas, en la mayoría de los casos no son una señal de un problema grave de la vista.

Cielo azul con miodesopsias
Las miodesopsias aparecen como pequeñas manchas flotantes en nuestro campo visual.

Sin embargo, en algunos casos, sí podría indicar un problema médico serio que requiere consulta con el oftalmólogo y tratamiento, las miodesopsias son comunes en personas mayores de 40 años (aunque también en menores de esa edad), ya que a medida que envejecemos, el líquido vítreo en el ojo se va deshaciendo y pueden formarse pequeños trozos de tejido.

Estos trozos pueden proyectarse en el campo visual, causando puntos oscuros. También pueden aparecer en personas que tienen enfermedades oculares como el desprendimiento de retina, la degeneración macular o el glaucoma.

¿Deberías preocuparte por las miodesopsias?

Las miodesopsias son pequeñas manchas o líneas flotantes que aparecen en el campo visual de una persona, aunque su aparición es común en la mayoría de las personas, en algunos casos pueden ser un signo de un problema ocular subyacente, por esta razón, si una persona experimenta un aumento repentino en el número de miodesopsias o nota otros síntomas como destellos o pérdida de visión, es importante que consulte a un oftalmólogo.

Sin embargo, en la mayoría de los casos, las miodesopsias no son un motivo de preocupación y no requieren tratamiento, pueden ser causadas por la edad, lesiones oculares previas, la exposición a la luz brillante o el estrés, a menudo, las miodesopsias son simplemente un inconveniente molesto que una persona puede aprender a ignorar con el tiempo.

A todo esto, ¿Qué es el líquido (o fluido) vítreo?

El fluido vítreo es una sustancia gelatinosa y transparente que llena el espacio central del ojo, justo detrás del cristalino, su función principal es mantener la forma redonda del ojo y ayudar a sostener la retina en su lugar, el fluido vítreo también ayuda a transmitir la luz a través del ojo y a proporcionar una imagen nítida.

Puedes pensar en el fluido vítreo como si fuera una especie de “relleno” para el ojo, sin él, el ojo perdería su forma y no sería capaz de enfocar correctamente la luz.

Cámara vítrea en el ojo
Líquido (también llamado humor) vítreo. Créditos: areaoftalmologica.com

¿Hay formas de miodesopsia?

Si las hay, la forma más común de miodesopsia es la flotante, que es un punto oscuro o una serie de puntos oscuros que parecen flotar en el campo visual de la persona, estos puntos pueden ser redondos, alargados o en forma de hilo, y pueden moverse rápidamente o lentamente, las miodesopsias flotantes son causadas por pequeños trozos de tejido que se desprenden del líquido vítreo en el ojo.

Otra forma común de miodesopsia es la estacionaria, que es un punto oscuro que parece estar fijo en un lugar dentro del campo visual, estos puntos pueden ser causados por una lesión en la retina o una enfermedad ocular.

Las miodesopsias también pueden ser causadas por una inflamación en el ojo, como la uveítis, o por una infección, como la endoftalmitis, en cualquiera de estos casos (u otros), el tratamiento puede incluir antibióticos o esteroides para reducir la inflamación y tratar la infección.

En la gran mayoría de los casos, las miodesopsias NO requieren de ningún tratamiento y desaparecen por sí solas. Sin embargo, si se tiene la certeza de que son causadas por una enfermedad ocular, es importante tratarlas para evitar daños graves en la vista. El tratamiento puede incluir desde terapias láser, cirugía o también medicamentos.

En algunos casos, las miodesopsias pueden ser tratadas con láser vitreolysis, esta técnica utiliza un láser para desintegrar los trozos de tejido que causan las miodesopsias flotantes, la cirugía vitrectomía también puede ser recomendada para eliminar el líquido vítreo del ojo y reemplazarlo con un líquido sintético, esta cirugía se realiza en casos graves de miodesopsias y puede tener un alto riesgo de complicaciones.

Operación láser en el ojo
Gracias a tratamientos como el láser vitreolysis es posible desintegrar los trozos de tejido que provocan las miodesopsias.

En algunos casos muy poco comunes, las miodesopsias pueden ser causadas por un desprendimiento de la retina, el tratamiento para esta afección incluye terapias láser o cirugía para reparar la retina y evitar daños graves en la visión.

En general, es importante entender que las personas que experimentan miodesopsias deberían consultar a un oftalmólogo para poder determinar la causa y el tratamiento adecuado, de ser necesario, el oftalmólogo puede realizar pruebas para evaluar la salud del ojo, incluyendo un examen oftalmológico completo, una tomografía de coherencia óptica (OCT) y un examen de fondo de ojo.

Cómo bien hemos dicho en este artículo, las miodesopsias NO suelen representar algún riesgo para la salud ocular, sin embargo, no estaría de más hacer una visita al oftalmólogo para descartar cualquier afección.

Miodesopsias en el campo visual
Las miodesopsias normalmente no representan un riesgo para la salud ocular, pero no está de más consultar con un profesional de la salud.

Causas de las miodesopsias

Las miodesopsias son pequeñas manchas o moscas volantes que aparecen en el campo visual y que pueden afectar la calidad de la visión, aunque pueden ser inofensivas, pueden ser un signo de problemas oculares más graves, por lo que es importante conocer las causas de su aparición.

Entre las causas más comunes se encuentran la edad avanzada, la miopía, la diabetes, la hipertensión arterial, la inflamación ocular, la catarata, el desprendimiento de retina, la degeneración macular y los traumatismos oculares.

La edad avanzada es la principal causa de las miodesopsias, ya que a medida que envejecemos, el humor vítreo que sostiene el ojo se vuelve más líquido, lo que aumenta la probabilidad de que aparezcan estas manchas en el campo visual.

La miopía, por su parte, también es una causa frecuente de miodesopsias, debido a que las personas miopes tienen un ojo más largo de lo normal, lo que hace que el humor vítreo se separe más fácilmente de la retina.

Tratamientos para las miodesopsias: ¿cómo se pueden reducir o eliminar?

Las miodesopsias pueden ser molestas, pero por lo general no afectan la visión, sin embargo, si están presentes durante largos períodos de tiempo, pueden causar estrés y ansiedad, aunque no existe una cura para las miodesopsias, hay algunos tratamientos que pueden reducir la apariencia de los flotadores.

Uno de los tratamientos más comunes es la cirugía, si los flotadores son lo suficientemente grandes o están causando problemas significativos, se puede realizar una vitrectomía para eliminarlos, sin embargo, la cirugía conlleva riesgos y no siempre es efectiva.

Otro tratamiento es la terapia con láser, que se utiliza para romper los flotadores en fragmentos más pequeños que son menos notorios, también existen ciertos medicamentos que se pueden utilizar para reducir la aparición de miodesopsias, aunque su efectividad varía de persona a persona.

Es importante hablar con un oftalmólogo antes de decidir sobre cualquier tratamiento, ya que puede haber riesgos y efectos secundarios potenciales.

Consejos para prevenir las miodesopsias y cuidar la salud visual

Aquí te presentamos algunos consejos para prevenir las miodesopsias y cuidar la salud visual:

  1. Realiza revisiones periódicas de la vista: Es importante realizar una revisión de la vista al menos una vez al año, ya que algunas afecciones oculares pueden causar miodesopsias.
  2. Protege tus ojos de la luz solar: La exposición prolongada a los rayos UV puede dañar la retina y causar miodesopsias. Usa gafas de sol con protección UV al salir al aire libre.
  3. Descansa tus ojos: Si pasas mucho tiempo frente a una pantalla, descansa tus ojos cada 20 minutos, mirando a un objeto a unos metros de distancia durante unos segundos.
  4. Mantén una dieta saludable: Una dieta rica en nutrientes esenciales como vitamina A, C y E, y omega-3, puede ayudar a mantener una buena salud ocular.
  5. Evita el tabaco: El tabaco es un factor de riesgo para muchas enfermedades oculares, incluyendo las miodesopsias.

Siguiendo estos consejos, podrás prevenir las miodesopsias y cuidar de la salud visual de tus ojos.

Importante: Tener en cuenta que este contenido es estrictamente informativo, y no pretende suplir ni suplantar los conocimientos y asesoría profesional médica.

Conclusión

Las miodesopsias son comunes y en la mayoría de los casos no representan un problema grave de la vista, sin embargo, es importante consultar a un oftalmólogo si se experimenta este síntoma, ya que en algunos casos podría indicar una afección ocular que requiere tratamiento.

Los tratamientos disponibles incluyen láser, vitreolysis, cirugía, vitrectomía y terapias láser o cirugía para reparar la retina en casos de desprendimiento, en general, cuidar la salud ocular con exámenes regulares y tomar medidas para prevenir lesiones o enfermedades en los ojos puede ayudar a reducir el riesgo de problemas visuales a largo plazo.


Si te ha gustado, recuerda que puedes leer más artículos como este en la categoría Medicina y Salud.

Esta vez te recomendamos esta otra publicación para que sigas conociendo y aprendiendo del mundo que te rodea. ¡Esperamos que te guste!